Thabarwa Centre, El Templo Budista

El tiempo pasa muy deprisa. Sin apenas darme cuenta ya llevo a mis espaldas 3 países: Nepal, India y Myanmar. Me pongo a hacer retrospectiva de todo lo vivido y me parece mentira. En tan solo 2 meses y pocos días he vivido tantas cosas, tantas experiencias, he visto tantos paisajes increíbles, descubierto culturas tan distintas y conocido a tantas bellísimas personas que perfectamente podría decir que ha pasado ya todo un año desde que salí.

Llegó mi último día completo en el centro de meditación Budista Thabarwa y como en las precedentes ocasiones me toca hacer balance y darme cuenta de todo lo aprendido. Cuando viajas de forma parecida a como lo estoy haciendo yo aprendes tantas cosas que uno no es capaz de darse cuenta de todo lo bueno que le pasa a su alrededor y por eso conviene sentarse, meditar sobre lo acontecido, ser conscientes de lo vivido y descubrir la cantidad de cosas te llevas de cada uno de los sitios.

Thabarwa Centre me ha permitido conocer el Budismo y el arte de la meditación desde sus adentros. Convivir en un templo Budista, aunque rodeado de otros voluntarios, me ha dado la oportunidad de descubrir más sobre la vida de los monjes Budistas. Sus costumbres, sus preceptos, sus ritos, sus ideales y, por supuesto, sus defectos. Una de las cosas que voy aprendiendo en este viaje es que en el tema de las religiones todas tienen un denominador común y es que en todas la teoría es muy bonita y muy buena pero después casi nadie practica con el ejemplo lo aprendido de ella, ni siquiera los monjes Budistas que he podido conocer. Siempre habrá curas que actúen de forma errada, siempre habrá monjes con fachadas, siempre habrá hipocresía porque a todos nos gusta aparentar lo correcto aunque en la comodidad e intimidad de nuestra casa hagamos lo fácil en lugar de lo correcto. En definitiva, todos somos humanos.

¿Por qué suelto todo esto? pues por que me he llevado un desengaño muy grande al conocer a estos monjes. Yo siempre tenía en mente que el Budismo podría ser una de las religiones más “bonitas” que el ser humano haya practicado y que los monjes serían personas que viven esa religión y la llevan a su máximo exponente. Olvidé que los monjes son también, como acabo de decir, personas como tú y yo. El Budismo tiene una serie de preceptos, que podríamos comparar con los 12 mandamientos, (si es que en el fondo todo es lo mismo) de los cuales los 5 más importantes son:

  • No matar ni hacer daño a otra vida
  • No robar
  • No tener conductas sexuales dañinas
  • No mentir
  • No consumir sustancias que alteren la conciencia

Pues a lo largo de mis días en el templo he visto a monjes fumando y masticando un tipo de sustancia (droga), que dejan a todos los que la toman los dientes rojos y es muy común en Myanmar, he visto a monjes usar sus teléfonos móviles para ver pornografía y he visto a monjes esconderse tras el hábito para aparentar ser inmaculados mientras recolectan comida y dinero de la gente de la calle. No quiero que nadie me mal interprete, estos monjes son muy buenas personas y dedican su vida a los demás haciendo una grandísima labor a la comunidad con la que conviven. Lo que quiero decir es que en definitiva, todos vivimos en el mismo mundo, todos somos humanos e imperfectos y en todos sitios nos encanta seguir a “líderes perfectos” que nuestra religión dicta para sentirnos mejor con nosotros mismos y tener un fin u objetivo en la vida.

“Todo esto siempre basado en mi opinión formada a través de mis experiencias y acercamientos a todas estas culturas y religiones”

Pero bueno, yo intento dar siempre lo mejor de mi mismo en cada sitio donde voy y Thabarwa Centre no iba a ser menos. Os cuento un poco de qué trata este centro y templo Budista y cuál ha sido mi misión aquí.

Los primeros días cuando llegué aquí todo era bastante confuso. Aunque habían muchos voluntarios, la información de la que disponemos los que llegamos nuevos es escasa y está mal repartida o ubicada. Por suerte, todos los días a las 18:30 tiene lugar un meeting con los nuevos voluntarios donde explican el funcionamiento del centro a grandes rasgos y todo lo que puedes hacer aquí así como las normas que tienes que cumplir si quieres vivir dentro del mismo (que no son más que los 5 preceptos que he mencionado antes y alguno más opcionales como el de no comer después del medio día o no escuchar música ni bailar entre otros). A las 19:00 se incorporan todos los demás voluntarios al meeting y se intenta repartir un poco a la gente entre las distintas tareas del día siguiente.

No existe ninguna figura con el rol de administrador o manager por lo que no hay nadie encargado de la organización del centro o de los voluntarios. Podríamos decir que es una tarea asamblearia y las decisiones se toman entre todos en el meeting de cada tarde. Aquí puede venir cualquiera y cuando quiera que será provisto de una cama con almohada, sábana y red para los mosquitos así como desayuno y comida de manera gratuita. ¿Qué tienes que hacer a cambio? NADA. No te exigen que ayudes ni colabores en las tareas, puedes venir y quedarte el tiempo que quieras siempre y cuando no molestes ni disturbes la buena convivencia del centro. Obviamente nadie actúa así y todos nos sentimos como “obligados” en cierto punto a ayudar y colaborar en lo que podamos. Y así hacemos cada uno.

Son muchas y muy variadas las actividades en las que puedes participar. Yo en particular he intentado probar todas y cada una de ellas a parte de emprender un proyecto personal, por iniciativa propia, junto a la ayuda de un amigo alemán, Nils, y otro americano, John. Voy a intentar explicar todas ellas.

Meditación:

ALMS:

Lavar a pacientes:

Lavar arroz:

Limpiar el edificio de voluntarios:

Clases de inglés:

La escuela del pueblo:

Emprender tu propio proyecto:

Ha sido muy bonito y una muy buena experiencia poder conocer y vivir más de cerca el Budismo. Thabarwa Centre es un lugar fantástico lleno de potencial y que solo necesita gente con ganas de ayudar y hacer mejor cada rincón del planeta para que se convierta en un lugar maravilloso. Pensé que la meditación podría gustarme pero he comprobado que no soy nada bueno meditando, creo que me quedo con el Yoga más que con la meditación.

Con el día de hoy finalizo mi estancia aquí, cierro otro capítulo de este viaje y hora me toca encontrarme con una amiga de los scouts de Sevilla, Hanah, con la que me encontraré esta tarde en Yangon y recorreremos juntos los lugares más increíbles de Myanmar como la ciudad de Bagan, o también Pagan, antigua capital de varios reinos en Birmania, o el lago Inle Lake con unos 100km de largo y 5km de ancho. ¡Deseando de empezar esta pequeña aventura y descubrir el resto de este maravilloso país!

3 thoughts on “Thabarwa Centre, El Templo Budista

Comments are closed.