El Templo de los Monos

Uno de los primero lugares increíbles a los que he tenido la oportunidad de visitar ha sido Swayambhunath, o también conocido como el Templo de los Monos.

Se trata de un complejo religioso en lo alto de una colina del valle de Katmandú, desde donde se tienen unas vistas de la ciuda impresionantes.

Como es ya costumbre, llegamos al sitio en autobús, la verdad es que podríamos movernos perfectamente en taxi ya que cualquier trayecto dentro de la ciudad no me supondría más de 2€, pero he decidido que mi viaje será lo más austero posible así que si no podemos ir andando vamos en bus, que el precio por viaje rara vez supera las 20 rupias (unos 0,18€). La entrada al templo son 200 rupias, como 1,80€ más o menos.

La primera parte del templo me resulto una pasada la verdad, es una especie de plaza donde nos encontramos con tres inmensos Budas: Tara, Shakyamuni Buddha, Guru Rinpoche (Guru Padmasambhava). Ya en esta primera parte pude ver el por qué le llaman “Templo de los Monos”. Prácticamente miraras donde miraras te encontrabas con alguno de estos pequeños primates con cara de simpáticos pero que como les toques las pelotas…

monkeys-temple-3

Una vez vista esta plaza empezamos a subir la colina, una pequeñita caminata que se hace bastante amena a la sombra de los árboles y con algún que otro mono que nos distrae por el camino. Las típicas tiras de banderitas de diversos colores están presente en todo momento, de árbol en árbol, de rama en rama.

monkeys-temple-12

La fuente del Buda de la Paz es lo primero que nos encontramos. Un Buda en medio de una fuente que pretende ser un homenaje a la paz mundial donde se puede leer textualmente “Que la paz prevalezca en la tierra”. Justo debajo tiene como una especie de cántaro donde la gente intenta colar moneditas para tener buena suerte… nunca nadie les dijo que la buena suerte es para quien la busca.

Ya empezamos a ver las primeras estupas, santuarios destinados a albergar reliquias religiosas, que son las estructuras más significativas de los templos budistas, o por lo menos te las ves por todos lados. El paseo por la zona es bastante ameno, siempre rodeado de árboles y monos que no hacen más que buscar algo que llevarse a la boca.

monkeys-temple-23

Avanzamos por el templo y llegamos a la zona más importante, donde de verdad encontramos la estupa más espectacular de todas y que data del siglo 6º. Es la típica foto de Kathmandu que te sale cuando buscas en Google, algo sinceramente precioso de presenciar, con los colores dorados tan característicos de la arquitectura y estilo budista. Corona la colina y preside el templo, el lugar más sagrado y destino de peregrinación para muchos monjes. Un lugar precioso la verdad.

monkeys-temple-16

Sinceramente, es fascinante lo que el ser humano es capaz de llegar a construir simplemente por tener esperanzas, tener algo en qué creer, como es capaz de crear y evolucionar lugares tan mágicos como estos templos budistas. En ese aspecto me alegro que exista la fe.

Para terminar con la visita bajamos por un lugar distinto al que subimos, las escaleras principales que llevan directamente a la estupa principal. Es una escalera enorme que consta de 365 escalones, según me comenta Shiva, uno por cada día del año. A mitad de camino nos encontramos con una familia de monos que se disputaban agarrarse a una de las cuerdas de las banderas que se había quedado colgando al lado de un árbol, nos detuvimos algo de tiempo a disfrutar como las crías jugaban torpemente e intentaban alcanzar la cuerda en vano, empujándose unas a otra y agarrándose para impedir a las demás que lo consiga. Fue un momento bastante divertido la verdad y un buen colofón para la visita del templo.

3 thoughts on “El Templo de los Monos

  1. Las fotos son preciosas Wiki! Voy disfrutando leyendo y imaginando como será vivir ahí!!! Que te lo pases muy bien!!! Un besito ^^

    • Gracias Flor!!! estoy terminando mi entrada sobre los 7 días que he estado fuera! espero que la podáis disfrutar pronto!!

Comments are closed.