Ruta

Creo que lo más acertado para definir mi ruta es que no hay ruta. Si, sé cuál será mi primer destino e incluso intuyo el segundo pero más allá de eso no sé nada, no quiero saber nada y no pienso planificar nada. Quiero que este viaje sea un viaje vivo, quiero decidir en todo momento lo que quiero hacer y donde quiero ir, quiero dormir una noche en un país y no saber si a la noche siguiente dormiré en el mismo o no.

Sin embargo, cuando planeas algo de este estilo siempre tienes en mente países que te gustaría visitar y una “ruta guía” que te gustaría seguir. En este mapa plasmo esa, y permitirme llamarlo así, “no ruta” inicial y a medida que avance mi viaje iré actualizando para ir comparando y viendo las desviaciones y hacerme una idea de cuánto puede cambiar lo que uno tenía pensado con respecto a  la realidad.

Las líneas y los puntos más oscuros representan la ruta inicial y las líneas y puntos rojos la ruta real que voy siguiendo.